Peluso y alma reparan su hogar: Un cuento musical para pequeños y mayores.

Motivada por mi amor a la música y a mi instrumento, la viola, nacen Peluso y Alma: el Ying y el Yang; la suciedad y la madera más antigua y refinada. Peluso es una bolita de polvo que vive dentro de la viola. Aunque parezca una broma, esto ocurre realmente así. Con el tiempo, el polvo dentro del instrumento va cogiendo forma redondeada y se pasea a sus anchas en su interior. Alma es un simple palito de madera pero que tiene una gran importancia en la producción del sonido en todos los instrumentos de la familia de cuerda frotada.

Ambos son los protagonistas de un cuento musical concebido para niños a partir de 5 años, que nos abre las puertas a lo invisible: el sonido. Además de numerosos contenidos pedagógicos, aparecen muchos valores como la amistad, la lealtad y una dosis de humor. Mediante adivinanzas y pequeñas actividades la historia invita a los niños a pensar y formar parte activa de la aventura.

Mi objetivo con este proyecto es...

Que los niños y niñas (y sus padres) descubran la viola, como instrumento con entidad sonora propia y carácter. Mi ilusión es que gracias a Peluso y Alma, los niños sean capaces de reconocer el timbre de la viola, apreciar su sonido y quizá les entren ganas de aprender a tocar.

¿En qué consiste?

El cuento lo escribí en alemán, como parte de mi Tesis de fin del Master en Pedagogía Musical en la Universidad de Berna (Suiza). Tuve la oportunidad de grabar y producir un Audiolibro junto con el actor Stephan Eberhard. En el disco se escucha un ameno y fluido dialogo entre la maravillosa voz de Stephan y el sonido de mi viola. La viola siempre anticipa lo que va a pasar, con diversos motivos, atmósferas sonoras, improvisaciones y pequeños pasajes del repertorio violístico. De esa manera permitimos que los niños se puedan imaginar cómo continúa la historia antes de oírla. Perseguimos ante todo fomentar la creatividad que de por si todos los niños tienen dentro.

Las criticas positivas y manifestaciones de apoyo, así como el hecho de que no exista un material parecido para la viola, me animan a seguir haciendo crecer el proyecto.

Mi primer objetivo a corto plazo es traducir todo al español, para poder llegar a niños en mi idioma materno. Buscar un lector y grabar el CD en español.

El siguiente paso es un libro ilustrado, que se complemente a la perfección con el CD. Un material adecuado tanto para casa, como para las primeras clases de viola. De hecho, el libro se acompañará de una guía para el profesorado con consejos para su utilización en el aula.

Las ilustraciones profesionales son desde mi punto de vista algo imprescindible. Los libros son el primer museo de los niños. Todos sabemos que los niños pasan horas mirando una y otra vez sus libros favoritos. Por eso no se puede escatimar, hay que ofrecerles lo mejor, porque así es como les ayudamos a forjarse un buen criterio.

Para ello tengo la suerte de contar con el ilustrador salmantino Manuel Rivero García. Su manera de ilustrar es original, refinada y totalmente adecuada para los niños. Este año publicó su libro «El país de la Música» con una muy buena acogida.

Aquí puedes ver más sobre su trabajo:

Embedded 78f00f85 9f63 4ce4 baa2 e134fb4307de

Tu dinero se destinará a:

  • Ilustraciones profesionales de Manuel Rivero
  • Lectura y Lay-out en los dos idiomas.
  • Costes de impresión de los 100 primeros ejemplares del libro y CD en cada idioma.
  • Gastos de promoción como por ejemplo folletos, organización de la presentación del libro, etc.

Haz posible que los amigos viajen al país de la Música y reparen la viola. A cambio podrás elegir una de las recompensas de la derecha. Y no olvides compartir el link con todos tus contactos.

¡Gracias de corazón por tu apoyo!.

Content

Resumen de la historia:

En un desván hay una viola rota y olvidada. Esta viola es el hogar de Peluso y Alma. Los dos deciden reparar su hogar para que vuelva a sonar como antes. Para ello tienen que aprender cómo está construida la viola e ir a buscar las partes que faltan al país de la Música. Allí, la Señora Spinetta, una Luthier muy famosa, les ayuda a montar todo como es debido y les regala un arco mágico. Alma está muy feliz de poder volver a vibrar con el sonido, pero para Peluso es demasiado fuerte y no puede dormir. Entonces, decide salir afuera a explorar un poco. Así conoce a Ping-Pang-Pong, tres simpáticas pelusas del suelo y se vuelven muy amigos. De vuelta en el desván la viola suena sin parar y las pelusillas se divierten revoloteando en el mástil, haciendo glissandi y armónicos.… hasta que Pedrito, un niño que vive en el piso de debajo del desván con su familia, escucha el barullo y decide ir a ver qué pasa. Gratamente sorprendido, Pedrito decide que quiere intentar tocar ese misterioso Instrumento.

Das ist mit deiner Hilfe möglich:

  • Professionelle Illustrationen von Manuel Riveroga.
  • Layout und Lektorat des Buchs auf beide Sprachen.
  • Aufnahme und Produktion des spanisches Hörbuch.
  • Druck und CD Kosten der ersten 100 Exemplare in jeder Sprache.
  • Zusätzliche Promotionskosten (Flyers, Organisation der Vernissage…)

Ermögliche den Freunden ihren musikalischen Ausflug ins Musikland und trage mit deiner Unterstützung dazu bei, dass farbenprächtige Bilder professionell und großformatig gedruckt werden können – sie verdienen es! Im Gegenzug kannst du dir rechts eine attraktive Belohnung aussuchen.

Wir freuen uns auf Deine Hilfe – herzlichen Dank!

Content

Überblick Geschichte:

Die Rahmenhandlung erzählt die Geschichte einer kaputten Bratsche, die auf einem Estrich vergessen wurde. Diese Bratsche ist das Zuhause von Staubi und Tim Tock. Die beiden versuchen die Bratsche zu reparieren und wieder in altem Glanz erstrahlen zu lassen. Dazu müssen sie lernen, wie eine Bratsche aufgebaut ist. Um die fehlenden Teile zu kriegen, reisen die beiden Freunde ins Musikland. Dort baut Frau Spinneta, die Geigenbauerin, alle Teile zusammen und übergibt Staubi und Tim Tock einen (Zauber-)Bogen. Endlich kann die Bratsche wieder klingen. Tim Tock freut sich, da er so endlich wieder zittern und den Klang geniessen kann. Aber Staubi kann nun leider nicht mehr im Bauch der Bratsche wohnen, für ihn ist es zu laut. Er verlässt seine alte Wohnung und trifft neue Freunde. Sie fahren zum Estrich zurück. Sie spielen mit der Bratsche, nutzen das Griffbrett als Rutschbahn und machen Experimente mit dem Bogen. Angelockt durch den Lärm findet ein Kind, das im Haus wohnt, die Bratsche. Es freut sich. So etwas hat es noch nie gesehen! Das Kind will lernen, wie man dieses Instrument spielt!